Smog.

Poison.

It can be found in many ways; man made, alive, in plants and animals, but humans aren’t considered to be on the list, a huge mistake in my opinion.

A friend of mine from my home island has been visiting and although his heart is warm and kind, he has a dark fog that trails behind him, seemingly seeping through him, reaching out to me, burning at the touch. He hugs me and sadness fills me. The beautiful island that we were raised on is killing him, like a dying species, if it does not fight and flee, good dies there, evil grows freely, like poison ivy, taking over, crawling, creeping into your mind and starving your personality, your kindness and darkening your soul, like a blue sky covered in heavy grey clouds.

large (1).jpg

We talk, about the world, the past, the present, our memories, fears, plans, we have always had a beautiful connection, like fingertips touching and sparking in a movie, kindred souls, broken by life and rebuild by bravery and pure will.

Years pass by us but each visit is the same, until now.

We talk, slowly I hear myself… Who is this speaking?
This sarcasm, this disdain dripping from my words… Where has the beauty gone from my view?
I was being sucked back, the island pulling me into its dark embrace, feeding me pain from my past as if it were spoonfuls of sugar that turned to vinegar when touching my tongue.

We went to the cinema with a friend of mine and I noticed his glance, this wasn’t me. It snapped me back, the spoon dropping to the ground with a loud clunk.

I’m not there anymore, none of it matters anymore.
Why relive it? Why wake the beast so it can scratch me again?
Why re-open old scars?

I ripped up the note in my hand that I wrote in the hope of giving a paper cut to its receiver. I didn’t need that, how was it going to help me? The flitting moment of satisfaction that it would bring would evaporate and the beast would growl, demanding to be fed again and again….
Revenge is addictive and turns us into an ugly creature, no matter how beautiful we may look in a mirror.
I always live by two sayings I was told as a child:
Do not crouch down to the level of those that seek to hurt you.
& treat others the way you would like to be treated.
(Applied even when they are complete dicks, leaving loopholes to tease them and also kill them with kindness that will in turn show them a lesson.)

As I dropped the paper in the bin, its pieces fluttering and scattering,  weight lifted, I smiled, feeling like myself just a little bit more, a wonderful sensation, like cream to a burn, my body pulsed, forcing out the dark. I looked down, nearly convinced I was seeing the smog leave my pores, the darkness evaporating into the air…

As the night went on, we spoke of insecurities, questions left unanswered and for the first time in my life I realised, I didn’t need the answer to everything.
This was a huge revelation for someone that was capable of breaking herself into pieces just for the satisfaction of knowing something that she knew would kill a piece of her… The need to know stronger than the need to protect herself. I used to say that those who didn’t seek answers were just cowards that lived in the dark, I know realise that you aren’t ignorant for not seeking  every answer, you are sometimes smarter.
A soft breeze passed through me, filling me with peace and I knew, these questions were best left alone, like a snake in a box, best left undisturbed, for no good would come from opening it as you wouldn’t be able to turn the snake into a rabbit, no matter how much you wanted to, and that snake would bite. Maybe it wouldn’t, but, why risk that when you don’t need to? Why hurt yourself when there are already so many others that will do that to you..?

Don’t add to the pain the world inflicts, put armour on for cthulhus sake! Don’t stab yourself. WE ARE NOT OUR OWN ENEMIES and it’s so damn hard to see that, to say that when the world makes it their mission to hate ourselves, to have a neverending need to be better, prettier, stronger, more, more more…The pressure cutting into us and we learn to except the pain, making it natural to self inflict.

No.

Just no.

We are our own saviours, our own heroes, our bodies, our minds, they are our best weapons, our best defense, our best friend. Our biggest acheivement. Love yourself, in small ways as the first step, my first step was throwing the spoon down instead of swallowing self made poison. A template handed out to everyone by society, personalised by every type of pain inflicted by others.

I am choosing myself, over everything. Drop the bottle, let it shatter.

Look at the past, don’t be afraid, it made you who you are.

I will remember the beautiful, I will tell those stories, the bad can stay there, slowly deteriorating like cliffs with the soft but constant caress of the waves.

I shall make waves, made of tears of pain and laughter, a beautiful mixture that will slowly wash away the hate, close scars, free me.

The most important part is that I’ve started, I took that step, even if I fall backwards, my print is there, showing me it’s possible. I can be happy.

I am Blue, I am free of the smog and I’m on my way.

 

(Perfectly fitting photo by: https://www.redbubble.com/people/melissa-smith)

 

Advertisements

“WOMEN NEED MEN”… To Understand.

En mí rinconcito de escribir solo suelo desahogar, pero hoy quiero tratar de explicarles algo sobre un tema que suele parecerle a muchos un tema incómodo: La violación.
Incluso voy a tener la valentía de compartir mi experiencia personal como ejemplo, cosa que nunca he hecho, con la esperanza de que así entiendan mejor.

Hace años fui la víctima de una violación.

No fue un extraño, no llevaba falda, no iba bebida y aun así ocurrió. Fue mi pareja, el chico que “me amaba” y sabiendo la confianza que deposité en él, me destrozó como persona.

Tras años enterrando la experiencia tuve que afrontarla y aun ahora, años después sigue envenenado mi vida personal. Me cambió. Ya no se puede volver atrás, no se puede borrar ese acto, pero pueden aprender a ayudar con estas situaciones, a las personas como yo, que han vivido algo así, porque lo sepan o no, lo más seguro es que la mayoría (por no decir todas) de las mujeres que conozcas han vivido algo así o similar.

Hoy en día y desde entonces he tenido la suerte de tener solo parejas muy considerados y comprensibles pero por supuesto, hay momentos incómodos, hay ataques de ansiedad, hay falta de libido y estas cosas pueden romper una relación, quieras o no. Cansa.

Ahora, para explicar a todas las personas que conviven con alguien que ha sobrevivido una experiencia así, sea hombre o mujer, como nos sentimos a veces les haré unos ejemplos, quizás así pueden entenderlo mejor, porque sé que es confuso todo, sé que es difícil, créeme, a nosotros también nos fastidia no ser como éramos antes, también nos duele y somos conscientes de que nuestra experiencia cambia vidas, tanto la nuestra como la de ustedes.

Yo día a día me encuentro en situaciones que me incomodan. Soy y siempre he sido una mujer muy independiente y tener miedo de caminar sola, de estar cerca de gente fuera sin control (bebida, droga), de conocer gente nueva, de ser cariñosa etc, no es natural para mí. Todos somos diferentes pero esto para mi es relativamente nuevo y cosa que me cabrea.

A veces alguien a quien quiero me toca y me alejo como si me hubieran quemado, me pueden intentar abrazar y me quedo de piedra, me saludan por la calle y mi contestación no es la misma que antes. Hay empleos que no puedo tener, hay amistades que he tenido que dejar ir, parejas que no han podido con ello… TE CAMBIA TODO.

Muchas personas dicen que apoyan a las víctimas de violación, violencia, etc pero luego te sueltan estas perlas (ojo, digo mayoría porque luego hay personas más comprensivas que tu puto psicólogo):

“Joder pero fue hace tiempo, que lo supere ya”

“Sólo te estoy acariciando…” (y ella/él no quiere)

“Pero se acostaba con todos”

“Soy tu novio, tengo DERECHOS”

“Se lo buscaba”

“Me daría pena pero es que llevaba puesto…”

“¿Si es su marido/pareja como va a ser violación? Que tontería!”

“Es que iba súper borracha”

“Pero soy tu pareja”

“Sólo quería abrazarte”

 

Aquí hay solo unas cuantas frases que me han dicho o he leído sobre otras personas y sus experiencias.

Voy a enfrentarme a ellos por zona:

ROPA, yo llevaba pijama, otras llevan vaqueros y camiseta enorme, otras vestido, otras bikini.

LA VESTIMENTA O FALTA DE ELLA NO JUSTIFICA QUE ALGUIEN LE HAGA ALGO QUE OTRA PERSONA NO QUIERA.

Ejemplo: Tu amiga tiene derecho de ir en braga por el piso si quiere, si te incomoda se lo dices, no la violas.

ALCOHOL/DROGA:

Si tú tienes derecho de beber la cantidad que te dé la gana y meterte la sustancia que elijas, ELLA TAMBÍEN. PUNTO.

¿Está borracha? Se amable, métela en un taxi, acompáñala a la puerta de su casa, llama sus amigas/os,  NO SE LE HACE NADA SIN QUE ELLA DE PERMISO ESTANDO CONSCIENTE DE SUS ACTOS. SIN PERMISO NO HAY DERECHOS.
Este punto en concreto es difícil porque la línea es muy fina a veces, todos hemos hecho cosas estúpidas estando borrachos pero hay una GRAN diferencia entre sexo de acuerdo con ambas personas y que una persona este inconsciente y se aprovechen.

SEXUALIDAD:

A MUCHAS MUJERES TAMBIÉN NOS GUSTA EL SEXO. Y al igual que los hombres podemos acostarnos con quienes nos dé la gana.
Da igual si una víctima era virgen o era una persona muy sexual, sigue siendo violación. Cuando uno quiere sexo, se puede, cuando no quiere, NO SE TIENE. Es bastante fácil si lo miran así, ¿verdad?
ACTOS SEXUALES -> CUANDO DOS (o más) PERSONAS QUIEREN, NO SOLO UNA PARTE. (¿Tú quieres, la otra persona no? Usa la mano.)

RELACIONES DE PAREJA, AMISTAD, ETC:

Esta parte es una que no se le suele dedicar palabras, no es algo de que se habla tanto, no se considera lo difícil que es convivir con una superviviente de la violencia/violación.
Esta parte es muy importante para mí porque es lo que más me choca día a día, que no llegan a comprender esta parte me mata.

PRIMERO, antes que nada, LAS PERSONAS NO SOMOS OBJETOS, NO TENEMOS DUEÑOS Y NO TENÉIS DERECHO NADIE SOBRE NADIE (al menos que sea fetiche hecho con acuerdos de ambas partes, que ahí ya es otra cosa mariposa…) Así que aquí queda muerta la frase de “SOY TU PAREJA Y TENGO DERECHOS”.

PUNTO.

Ahora para las demás frases que tengan que ver con este apartado, para hacerlo más fácil de entender, les voy a poner un ejemplo:
Imagínense que hace unos años estabais tú y otra persona jugando con fuegos artificiales. Te encantaban los fuegos artificiales y lo pasabas genial. Era lo que más te gustaba de una época de festejo pero esta vez jugando tu amigo no tuvo cuidado, no hacía caso cuando le dijiste que era peligroso y causó un accidente y tú saliste herido. Perdiste una pierna, un brazo, la audición, algo importante para tu estilo de vida.

Te cambió la vida, algo que antes adorabas, ahora le tienes miedo, pánico incluso.

Ahora imagina que otro amigo, no tiene por qué ser el mismo, quizás es tu mejor amigo y le tienes muchísima confianza, pero imagina que estuviera haciendo algo parecido cerca de ti. Que sientas ese calor de las chispas, te arde la herida antigua, tu corazón late demasiado de prisa… No te haría gracia, ¿cierto?
Quizás otras veces lo puedas soportar  e incluso lo disfrutes pero habrá veces que te recuerde demasiado a lo que te pasó y no querrás estar tan cerca a esos fuegos que antes adorabas.
Da igual que tu amigo diga que sea “una broma”, eso no cambiaría el hecho de que te ha dado un susto y te hizo estar incómodo.
Si te enfadas, te hará sentir estúpido, infantil, por tener miedo a algo lógico, o te sentirías mal al ver que tu amigo se enfada porque “tú te has tomado a mal su broma”, te hace sentir que tú eres culpable, hagas lo que hagas. Luego piensas en eso y no lo puedes olvidar porque no es la primera vez que te hacen esas cosas y poco a poco daña la amistad, daña tu imagen de ti mismo. Te acabas preguntando si tienen razón sobre ti… Si solo exagerabas y deberías seguirle la broma… Acabas suprimiendo tus miedos para hacer feliz a otros… Y acabas perdiéndote por no perderles a ellos.

Ahora aplícalo a nosotras.

A veces una caricia, un beso, un abrazo, sean inocentes o no, nos puede parecer una amenaza, puede ser algo que nos alarme o simplemente no querríamos en ese momento.
Y si tú insistes sería como sí ese amigo tuyo que está jugando con fuegos artificiales se echara a correr detrás de ti con uno encendido en la mano, torturándote, asustándote.
Sería cruel, ¿a que sí?
No lo verías correcto, ni justo, al menos que fueras un auténtico hijo de puta, que espero que entre mis amistades no haya.

Ahora piensa en lo que haces, contempla esas frases que usas con tu pareja, tu amigx, tu compañerx de trabajo y piensen, pónganse en la situación de otra persona.

No puedo hablar por otras personas aquí pero constantemente me encuentro pensando en las cosas que “causo yo” y la culpabilidad que cargo por ello es horroroso. Me siento culpable por decir que no, por ser arisca, por alejarme, por arruinar noches de fiesta por mi miedo, mil cosas. Cuando no debería ser así.

NO DEBERÍA SENTIRME ASÍ.

ES MÍ CUERPO, MÍ VIDA, MIS DECISIONES. Y no es no, aunque no le guste a alguien, aunque después de todo esto sigan sin entender, seguirá así. No siempre será NO.

*suspiro*
¿Y si pudiéramos evitar todo estos casos?

Siempre habrá monstruos en el mundo, es cierto, pero TÚ no tienes por qué contribuir al horror. No nos juzguen, aprendan a tener compasión sin excepciones, sin “pero…”.

NO PEDIMOS PENA, PEDIMOS COMPRENSIÓN.

Y con eso les dejo.